Cómo pretender ganar …



marketing de segurosMarketing de seguros

¿Qué es lo que realmente condiciona nuestras acciones?

Buscando material para el tema de marketing de seguros, se me presentó una oportunidad que estuve a punto de desaprovechar.  Pero mi pasión por el futbol y mi intuición no me fallaron.

Hace unos días mantenía yo una alegre charla con un entrenador de futbol, de la primera división en México, para mi página de futbol y para mi sorpresa, la charla se amplió a derroteros que nunca pude sospechar.

Comentábamos que para algunos de nosotros, el futbol se había vuelto poco espectacular, que los sistemas de juego estaban matando a las estrellas del deporte y en ese momento, las cosas se pusieron realmente interesantes.

“Tu sales al campo con un equipo que tiene virtudes y defectos” – me comenta mi interlocutor.  “Obviamente buscas con tus características vencer un nivel de dificultad representado por tu rival”.

“Es como todo en la vida, como tu actividad en seguros.  Tus cualidades no dan para que el 100% de las personas te compren, a menos que sea algo obligatorio y en ese caso, tu labor se reduce a llenar papeles no a vender”.

“En el momento en que conoces tus bienes y tus males, procuras potenciar los primeros y disimular los segundos, pero lo que cambia todo es que salgas con la firme idea de ganar, de que si te alcanza con lo que tienes”.

Preparación, concentración, esfuerzo y aprendizaje fueron palabras muy repetidas en la charla.  “Solo genios como Pelé, Maradona o Messi, nacen con habilidades infinitamente superiores al resto, pero aún ellos trabajaron y sudaron para que esa habilidad fuera efectiva”.  – remató con autoridad.

“Para mí, lo más importante es la actitud” – señala con seriedad.  “Tú no puedes pretender ganar cuando lo que te mueve es el miedo a perder.  Esa es la gran diferencia.  Una cosa es que seas conservador porque esa es tu mayor virtud y otra muy diferente es especular siempre porque te da miedo perder”.

Creo que en el fondo esto es lo que marca la gran diferencia.  ¿Cuántas veces nos derrotamos antes de intentar cerrar un negocio pensando que es difícil conquistarlo?

La mayoría de las personas nos movemos y actuamos movidos más por el miedo a perder que por el placer d triunfar.  Seguramente nuestra cultura nos presenta más casos de fracaso, fatalidad, heroicidad que de éxito.

Desde pequeños los Héroes de la Patria siempre mueren demasiado pronto, habiendo sembrado la semilla, pero nunca recogiendo el fruto.

La cultura del esfuerzo siempre se ha privilegiado sobre la cultura del éxito.  Y si vamos más allá, crecimos con la idea de que la fama y fortuna son malos, cosas que ensucian el alma.

¿Se puede tener éxito siendo fiel a nuestros principios y manteniendo una ética a prueba de balas?  La respuesta es un contundente SI.

Cada uno de nosotros tiene su propia definición de éxito.  Nuestra memoria no nos alcanza para recordar el triunfal momento en que dimos nuestros primeros pasos, o cuando dijimos nuestras primeras palabras.

Esos fueron momentos cumbres en nuestra biografía.  Y si continuamos triunfamos al aprender a leer y escribir.  Nadie se vanagloria de ello porque son cosas que la gran mayoría ha logrado hacer.

Esto quiere decir que si el tener éxito fuera algo común en nuestra sociedad, todos lo obtendríamos de forma sencilla.

Imagina lo que sucede cuando aceptas que triunfar es algo normal, común y cotidiano.  Imagina la forma en que tu vida puede cambiar.  No seas de los que salen a jugar con miedo a perder.  Sé de aquellos que salen a buscar lo mejor con sus virtudes y defectos.  Lo peor que te puede pasar es que  ganes más veces de las que puedas perder.

Tus valores, creencias y convicciones deben estar presentes en tu marketing de seguros.

marketing de seguros

[ratings]

marketing de seguros

Es justo compartirlo ......Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr