Tu principal activo



Marketing en venta de segurosMarketing en venta de seguros.

Tu principal activo

Contablemente se dice que un activo representa un bien o derecho para la empresa.  Esta definición nos lleva inmediatamente a pensar en los bienes que poseemos tales como nuestra casa, el auto, el mobiliario y equipo, etc.

Robert Kiyosali propuso desde un inicio en sus conferencias un cambio en esta apreciación.  Kiyosaki insiste en que un activo debe ser considerado aquello que nos proporcione un ingreso.

No solo nos invita a invertir en acciones y certificados que nos generen un interés.  Su visión es mas amplia.  Nos invita a que cada vez que adquiramos algún bien pensemos si este nos puede proporcionar un ingreso o si en realidad, estamos adquiriendo una carga.

El día de hoy quiero ir un paso mas allá.  Para todos aquellos que actuamos de manera independiente, nuestro principal activo somos nosotros mismos.

Somos los generadores de nuestro ingreso a través de nuestras acciones, nuestros conocimientos y nuestras habilidades.  Siendo esto así, ¿cuánto invertimos realmente en nosotros mismos?

Cuando aplicamos el Marketing en venta de seguros, el primer paso es establecernos como expertos en la materia ante los consumidores.  Esto es, nuestro primer propósito es que el mercado note nuestra precencia y comience a valorar lo que podemos hacer para solucionar sus problemas.

Si somos nuestro principal activo, ¿contamos con alguna protección para nuestra salud?  Es increíble como los profesionales en seguros somos los que menos adquirimos pólizas de gastos médicos o peor aún, ni siquiera contamos con el esquema de seguridad social.

Si no somos capaces de ver por nosotros mismos, ¿qué transmitimos al consumidor?  Quizá estamos parados frente a la fuente de nuestra dificultad para vender.  Si no buscamos una solución para los riesgos personales, creo que es algo difícil contagiar a los prospectos con el entusiasmo de ponerle enfrente una solución.

Analicemos un poco mas.  Normalmente no contamos con seguro de vida, ni de accidentes personales.  Nunca aseguramos nuestros bienes ni nuestro futuro.  ¿El ingreso no nos alcanza para adquirir tantas pólizas?  Estoy de acuerdo, pero acaso bien podemos interiorizarnos en las opciones asistenciales y encontrar una solución inmediata mientras nuestra economía nos permite adquirir otro tipo de protección.

Para lograr el éxito en cualquier actividad, primeramente hay que sentirla, creer en ella, enamorarse de ella.  Nuestra bendita actividad consiste en ayudar a las personas a prevenir riesgos, con o sin una póliza de seguro de por medio.  Si hoy tu ayudas a alguien que no puede adquirir un seguro mostrándole otros caminos, esa persona te valorará y seguramente, te acercará a otras personas que si puedan adquirir tus productos o servicios.

Ley de atracción le llaman ahora.

Nuestro principal activo, o sea nosotros, debe cuidarse y ser objeto de constantes inversiones.  Unas para prevenir riesgos y otras para potenciar capacidades y habilidades.

Invertir en tu salud, tu futuro, tu capacitación y tu bienestar, significa tener una visión clara de las necesidades de tus clientes y por tanto, la base sobre la que se sostendrá tu Marketing en venta de seguros.

[ratings]

 

Es justo compartirlo ......Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr